Imagen cortesía de: panorama.com.ve

Diciembre es una época de excesos, un mes lleno de consumismo navideño, lo cual ve reflejado en el ambiente. Diciembre se supone que es la época para compartir en familia, la verdad es que se ha convertido en una fecha de consumismo, derroche y especulación.

El origen de Santa y la Navidad

Es absurdo pensar que un señor barbudo, pasado de peso, con una ropa abrigada (de clima frio, como el polo norte) vendrá a obsequiar juguetes. Increíble también es que algunas personas se disfrazan de Santa Claus en ciudades calurosas.

Junto a Santa llega la nieve, los renos, los piños norteños  y los demás implementos que evidentemente no son de zonas tropicales. Algunas empresa se han dedicado a la venta de arboles canadienses, que solo duran semanas. El mundo está al revés, absurdo, hay derroche y una cultura depredadora.

El origen

Todo esto demuestra como la cultura del norte se ha impuesto sobre la cultura del sur. La realidad es que la navidad está vinculada a costumbres ancestrales del  norte, ya que entre el 20 y 23 de diciembre se produce el solsticio de invierno, es el día más corto del año. En el pasado todas las culturas del norte celebraban la navidad, pero con otros nombres.

El cristianismo relaciono esta celebración con el nacimiento de Jesús. En Europa se relaciono a las festividades navideñas con el obispo Cristino, San Nicolás, se dice que daba regalos a los niños.

En el año 1923 Coca-Cola lanzo al mundo una campana para conquistar los mercados, con un personaje que se ganaría el corazón de los niños, para luego dañar su salud con la comida rápida. Coca-Cola transformo al obispo San Nicolás en santa Claus, un personaje rodeado de renos y duendes que fabrican juguetes en el polo norte. La mejor forma de enmascarar la mano de las transnacionales y el negocio que hay detrás de la antigua celebración. La fecha navideña es la época mas consumista del año.

Consumismo

El consumismo está relacionado con los malos hábitos alimentarios y la contaminación del ambiente, por el exceso. Es común que luego de las fiestas navideñas aparezcan esos kilos de sobra, también diversas enfermedades causas por los excesos de diciembre. Ya sabemos que esto beneficia a las empresas transnacionales.

La navidad puede arrastrar a muchas personas a endeudarse, pedir adelanto en sus trabajos, todo con tal de cubrir sus compras navideñas. El gasto de las familias se dispara en diciembre. Sin duda el consumismo en la época navideña es insostenible.

Dejar respuesta